Las empresas de La Foia y la emergencia sanitaria.

Desde la Asociación de Empresarios de la Foia (IBIAE) de la que formamos parte, hemos demostrado, una vez más, nuestra gran capacidad de resiliencia y adaptación a las nuevas situaciones. Las empresas del valle del juguete en general, y el sector del plástico en particular, hemos ido diversificando nuestros sectores de trabajo de manera relativamente continua, ya que, desde la crisis del juguete en 1989, hemos ido aconteciendo diferentes conflictos económicos y sociales a los que nos hemos ido adecuando y que hemos conseguido superar.

Esta vez no podía ser menos, y hemos podido ver la rápida adaptación de las empresas de la Foia de Castalla a la situación de emergencia sanitaria producida por la COVID-19. Y es que, en pleno pico de la pandemia, las empresas que formamos parte de IBIAE, fuimos capaces de fabricar y donar, en tiempo récord, 10.000 protectores faciales a hospitales y sanitarios. Alcanzando, además, una capacidad de producción de 40.000 protectores faciales diarios, lo que supone unos 240.000 protectores inyectados en dos semanas y media. De este modo, se cumple el objetivo de poder abastecer tanto a sanitarios como a comercios que empiezan ya en la desescalada.

Queda patente la gran capacidad productiva de las empresas de nuestro territorio, pero aún más grande es nuestra voluntad solidaria y de ayuda a nuestro entorno. De ahí que, bajo la gran demanda a la que nos vimos sometidos, se decidió poner un precio simbólico de 1€ a las pantallas protectoras faciales y, de este modo, poder destinar el beneficio a Cruz Roja. En total, se realizó una donación de casi 50.000€. Además, se realizó una subasta benéfica de los moldes utilizados para la inyección de estas pantallas y se cedieron los derechos de diseño a cualquier empresa que los quisiera utilizar (se pueden encontrar en www.dides.net)

Hector Torrente, el director de IBIAE, hace referencia ante los medios a la que ha sido siempre nuestra premisa: “La industria de nuestro territorio es muy importante y se torna esencial ante situaciones difíciles. Desde IBIAE no hemos dudado ni un segundo en arrimar el hombro, que nos pidan qué y si es posible lo haremos”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecisiete + 18 =